jueves, 19 de diciembre de 2019

MONÓLOGO


De mi libro Cuerdas Contra el Viento
2016

I

Hay días en los que necesito creer
que no es cierta esta tarde
que me hace trampa y me aspira
con la rudeza de la descomposición,
lo repito una y otra vez, no es cierta esta tarde,
cuando me bajo de este tren que me mantiene en pie.



Camino por el parque,
escucho el crujir del bambú
como un consuelo en este santuario,
justo donde las palabras respiran su aire.
Subo al callejón de los gatos
que me entregan la vida y su confianza.
Ellos descansan plácidamente,
se relamen la soberbia y la belleza
y me ven pasar.


II

Hoy la ceniza pronunció tu nombre
entre el vino, las arañas
y las comisuras de los astros,
han venido a ponerlo todo en duda
aprovechándose de mí.


Y el tiempo,
como un obrero de los suburbios
fotografió tus manos
que entonces vendaban el frío
para que no creciera.


Ahora tengo una colección de grillos
y remiendos en el pecho.
donde no pasan las horas en balde.


¿Cuánto de eternidad tiene  el desamparo
que no encuentra un lugar para marcharse?


Ahí ya no alcanzas mi soledad.
Aquí ya no hay nada,
tampoco hay hora de salida.


Julia Hernández
2016



---

martes, 8 de octubre de 2019

FESTIVAL



Muy agradecida a los organizadores por la invitación a participar en este maravilloso Encuentro Internacional de Poesía en Portugal.  Larga vida a la poesía !

Todos cordialmente invitados.







Encontro Internacional Poesia a Sul - Olhão está en Olhão 
18 𝐚 27 𝐝𝐞 𝐨𝐮𝐭𝐮𝐛𝐫𝐨
𝐎𝐥𝐡ã𝐨
Julia Hernández (Costa Rica)
Integrou a Oficina de Literatura de la Universidad de Costa Rica, organizado pela poetisa Julieta Dobles.
Premiada y mencionado con distinción en manifestaciones literarios nacional e internacionalmente. Miembro de la asociación de escritoras y de la academia estadounidense de literatura moderna internacional.
Participa en antologías varias nacional e internacionalmente y fue invitada a festivales literarios en varios países.

Ver original





---

domingo, 28 de julio de 2019

FRIO INVENTARIO




Después de tu partida
quedaron claros los índices de mi devaluación,
las horas se alargaron y los atardeceres
se fueron descolgando en congeladas manías.
Ya no se registran tus pasos que vinieron de muy lejos.



Después de tu partida
el sitio del entusiasmo
tuvo una crónica en reversa del amor,
como un abismo de peces sin océano
donde se anota el olvido sin parecer un naufragio.



Y sobre mi escritorio quedó  este poema
en una balanza de incendios,
como un canto que se forma al fuego y se deforma
en una escena insostenible,
casi una malversación contra la propiedad privada,
en un inventario mareado por recuerdos.



De mi libro Cuerdas Contra el Viento
Julia Hernández
2017



---

jueves, 24 de enero de 2019

POESÍA





Cordialmente invitados !!!
31 de enero: Día Nacional de la poesía, 7pm
Teatro Eugene O´Neill, Los Yoses
Costa Rica





---  



martes, 27 de noviembre de 2018

COMO UN AGUACERO






Sí, algo le falta a mis manos. Tú lo sabes.
Tal vez la ternura de ese niño
que vive a la intemperie
y sabe que no se le cumplirán los tres deseos.
Lo he visto pintar océanos donde no hay orillas,
guardar sus tesoros de cartón
donde nadie lo espera.



Lo he visto seguir dando vueltas
por este sucio bulevar
con un hervor  de  ausencias
en su pecho,
como si estuviera perdido en un campo de maíz,
preguntándose la causa del vacío,
el porqué de la grieta en el paraguas
prostituyendo  su futuro.
Nunca sabrá cuantas personas
estábamos dispuestas a quererlo.




Entonces caigo en la cuenta
que no siempre hay un lugar
para todos en la vida.
Y que la verdad se disuelve
entre dos golpes en sol mayor.
Por eso siempre regresas a mi casa
y me dejas descansar sobre tu hombro
con la intención de dejar atrás,
hombres y mujeres con ojos
que husmean su presa.  



Yo me quedo en los campos del olvido
con mis trenes de papel sobre el viento.
Pero ningún territorio está tan lejos  
del bisturí de la zancadilla…



Tú lo sabes, algo le falta a mis manos,
algo como un aguacero
y su run run de amapolas.
Ese lugar común que te salva
estremeciendo trigales
cuando la voz no alcanza
y nos hace caminar por una calle

donde no ha pasado nadie.



De mi libro Trs Vueltas de Llave
Julia Hernández
---

sábado, 6 de octubre de 2018

MISS EMILY












































Los recuerdos danzan como acróbatas
sobre el viejo corredor de madera,
cuando jugaba en aquellas tardes
con los patines,  la rayuela,
o girando entre hileras de caracolas,
icacos y uvas de mar
junto al olor primordial del bulto de cuero
y los lápices de color.


Mientras, la música de Walter Ferguson
se abre paso por las rendijas
de la antigua casa,
desmontando las paredes del olvido
con su cadencia de tambores,
tomillo, brisa  y sal,
que enciende los acordes del calipso
en tantas venas.


Y entre todas esas cosas,
aquella  fotografía de mi infancia,
con miss Emily.


Ella  llegaba con su paso ligero,
segura de su destino,
como una orquesta de mar,
dando una serenata de ella misma.
Miss Emily seguirá ahí,
por aquellas aceras calientes de Puerto Limón,
en la fertilidad del recuerdo,
sentada en la esquina de aquella pulpería del chino Arturo.


Seguirá ahí,
con sus brazos negros y generosos,
acurrucando el zumo cálido de mi tiempo.
Ella ordenaba en una palangana limpísima,
caimitos,yuplones, jobos, que yo compraba.
No hacía falta más:
era todo el mundo que yo no tenía.



La mujer del vestido claro,
la del sombrero deshilachado,
cambiaba mi soledad
por un instante de permanencia frutal.




De mi libro Boleto al Caribe
Julia Hernández
2018


---

viernes, 13 de julio de 2018

BOLETO al CARIBE

-


Todos cordialmente invitados.
La entrada es gratuita.







--