jueves, 10 de noviembre de 2016

TALÓN DE AQUILES

-




Para mí es importante actuar 
como si no lo supiera
Aunque estoy convencido
de que nada cambia.

.Leonard Cohen..
A veces
el  poema es un sol indolente.
 Se frota los nudillos desnudando
los finos dobleces de su ego,
 se vuelve un trozo de lágrima
en caída libre
sobre un pañuelo
 desgastado por arroyos.
Sin embargo,
sigue tarareando el camino a casa.



En la sobremesa de este medio día
 los segundos pasan y cuentan
_ sobre el fregadero _
el tintineo de unas gotas de agua
enlazadas
en el canto de _Leonard Cohen_,
mientras la página del libro con tus versos
 inclina con desdén,
 el acento inalterable del azar,
que no nos pertenece.



Así es
como brota la excusa
en este sordo entusiasmo
para ahogarnos
en la lealtad furiosa del adiós.



Si, hace tiempo quiero desligarme
hundir mis ojos en el fango,
apilar la tinta
debajo del origen bastardo de mi nombre
y oscurecer el sonido del teclado
para ignorar que detrás de esta pantalla,
arde insensato como un buitre,
mi talón de Aquiles.




De mi libro Tres Vueltas de Llave.
Julia Hernández
2015

-- a