domingo, 8 de noviembre de 2015

CÓDIGO BREVÍSIMO



Katia Chausheva



Un laberinto de oleajes
baja a mis montes lamidos por un rayo,
se funde entre salinas amapolas
y el mapamundi de mi afán.
Llega como algo incontenible
detrás del corazón.



Penetra por mi centro vertical
su código brevísimo
y rastrea en una jauría de silencios
el rugido que se despeña del deseo.




¡Con qué arrebato, amor,
se desgrana tu nombre
entre mi blusa y la punta de mis senos,
a lo ancho de mi sombra feroz y solitaria
sin que pueda el destino,
cercarla entre sus brazos!





Julia Hernández
De mi libro 
Tres Vueltas de Llave


3 comentarios:

Claudio Ariño dijo...

Excelente poema, lleno de erotismo y sensualidad.

EL AVE PEREGRINA dijo...

Corazón, hoy nos dejas un poema muy subidito de tono..."Un laberinto de oleajes
baja a mis montes lamidos por un rayo,
se funde entre salinas amapolas..."

Bravura encadenada...amiga mía.

Un abrazo, hermosa.

TORO SALVAJE dijo...

Ufffffffffff
Eres pura pasión.
Muy buen poema.

Besos.